Estamos viviendo una situación de calamidad global, con el virus COVID-19, se ha producid
una alteración de las rutinas y del modo de vivir diario de las personas en casi todos los
aspectos relacionados a la vida diaria y la convivencia.
Mas de 90 millones de contagiados a nivel mundial, mientras que la cifra de fallecidos se sitúa
rondando los dos millones. Con el cierre de las escuelas, el teletrabajo desde casa, como
alternativa laboral, el confinamiento, el cambio de las costumbres, entre otros, nos ha
obligado a pasar prácticamente todas o la mayor parte de las horas del día conviviendo dentro
de la casa, esta nueva situación trae consigo una serie de particularidades, entre ellos los
accidentes domésticos.
Contrario a lo que podríamos pensar, los accidentes que afectan el globo ocular y/o sus anexos
no son tan infrecuentes y más de la mitad de estos ocurren en el hogar, siendo una causa
importante de motivo de asistencia en el área de urgencias tanto en clínicas como hospitales.
Por otra parte, los accidentes oftalmológicos constituyen una causa importante de
discapacidad visual, la cual puede tener, en muchos de los casos un carácter de tipo
irreversible.
Los accidentes oftalmológicos en el hogar pueden afectar a cualquier persona sin importar
sexo o edad, sin embargo, son los niños los que se ven involucrados con mas frecuencia. En
sentido general, los hombres se afectan con mayor frecuencia que las mujeres. Se pueden
producir lesiones de tipo inflamatorio, alérgico, quemaduras, heridas, fracturas, entre otros.
Cualquier estructura del globo ocular puede resultar lesionada, así como los parpados,
pestañas, cejas, piel y tejidos periorbitarios, huesos de la órbita, etc. A nivel del globo ocular,
puede afectarse la conjuntiva, la córnea, el cristalino, la retina, así como cualquier otra
estructura, muchas veces se ve comprometida más de una parte del ojo.
Dentro de las causas relacionadas con este tipo de accidentes, podemos considerar, las
sustancias químicas, sobre todo, los productos de limpieza como desgrasantes, limpiadores de
hornos, cloro o lejía para blanquear la ropa, tintes para el cabello, etc. Las quemaduras de tipo
térmico se pueden producir por fuego, vapor, agua o cualquier otro liquido caliente, descargas
eléctricas, cigarrillos encendidos, entre otros. Una causa frecuente de accidentes domésticos
es el producido por clavos, grapas, lápices con puntas afiladas, cuchillos, alambres de púas
(frecuentes en zonas rurales), pinchos u horquillas para el cabello. Los accidentes con clavos,
ya sea enteros o con fragmentos de estos, se producen usualmente, mientras la persona los
está martillando para colocar un cuadro u otro objeto en la pared o para hacer algún tipo de
reparación.
Durante los juegos de los niños o peleas entre hermanos y relacionados, pueden ocurrir
impactos a los ojos con los dedos o con las uñas, esto casi nunca ocurre de forma intencional.
También pueden ocurrir traumatismos con juguetes, sobre todo en niños pequeños, así como
con pelotas duras, bates, palos, piedras, zapatos o cualquier otro objeto que pudiera salir
volando durante una discusión acalorada.
En fin, las causas de accidentes domésticos pueden ser múltiples y variadas, y para lidiar con
ellas, lo mas recomendable es solicitar la asistencia del especialista. Según la Asociación
americana de oftalmología (AAO, por sus siglas en inglés), más del 90% de los accidentes
pueden evitarse solo con el uso de gafas protectoras oculares durante las reparaciones
domésticas. Por otra parte, nivel familiar y cotidiano, siempre resultará bastante útil la
habilitación de espacios adecuados y fuera del alcance de los mas pequeños para la colocación
de sustancias químicas, productos de limpieza, objetos punzocortantes, fósforos o cerillos,
armas de fuego, herramientas de construcción, etc. También es importante conversar con

todos en el hogar (de forma clara y sencilla para los más pequeños) para que así conozcan las
probables fuentes de accidentes, como evitarlos y que hacer en caso de que estos ocurran.

Dra. Janet Cruz
Clínica Independencia Sur. Avenida Independencia No. 301
Ensanche La Paz, Distrito Nacional, R.D.
Tels.: 809-534-9022/849-884-1747
Correo electrónico: dracruzglaucoma@gmail.com