Santo Domingo. Brent Honeywell Jr. Lanzó pelota de cinco entradas y una carrera, sucia, y los Leones del Escogido ganaron por segundo encuentro corrido al vencer a los Tigres del Licey cinco carreras por una este domingo en el Estadio Quisqueya Juan Marichal.

La situación de los Leones (15-30), ubicados en el último lugar de la tabla clasificatoria, todavía sigue delicada en sus aspiraciones por clasificar, cuando le restan cinco partidos y tiene a las Estrellas Orientales y los Toros del Este delante.

Su aspiración, si no es el cuarto, bien sería el quinto puesto pero con el objetivo de quedar a un juego de la cuarta posición y forzar entonces al mandatorio miniplayoff.

Honeywell Jr. (2-0, 1.17) permitió tres de los cuatro hits que conectaron los azules. Ponchó dos y ganó su segundo partido.

Jonathan Guzmán remolcó dos carreras para los Leones, que encontró en su pítcheo su principal soporte al tolerar sólo tres indiscutibles.

El equipo rojo marcó dos carreras en el segundo episodio, una remolcada por doble de Guzmán y la otra por sencillo de Otto López a segunda base, que permitió a Guzmán anotar, producto de un error en tiro del intermedista Sergio Alcántara.

Steven Moyers) 4-2, 0.96) que lanzó bien durante cuatro entradas completas, de cinco hits, cuatro ponches y dos carreras, una de ellas sucia, no encontró apoyo ofensivo esta vez.

Los Leones marcaron otras dos en el sexto, por sencillo de Guzmán que llevó al plato a Elier Hernández y en la acción un error del receptor Jair Camargo llevó hasta el plato a Estevan Florial.

La única vuelta azul vino en el tercero en batazo de Emilio Bonifacio, un sencillo por tercera, con el que anotó Alcántara por error en tiro del antesalista Starlin Castro. Un elevado de sacrificio de Hernández trabajo la sexta carrera que anotó Pedro Severino.

Este fue el último enfrentamiento entre los equipos capitalinos, cuya serie finalizó 7-3 a favor de los azules.

Retiran número de Wilkin Castillo

Previo al encuentro, el Escogido Baseball Club realizó un homenaje a la carrera de Wilkin Castillo, tras 14 años con el equipo en los que aportó a la obtención de cuatro campeonatos con los escarlatas.

(Fuente LIDOM)