AFPBuenos Aires, Argentina

La subasta internacional de bienes del fallecido astro argentino del fútbol Diego Maradona, que se había extendido hasta el 31 de diciembre, cierra con la mayoría de los lotes vendidos menos una casa y uno de los dos BMW ofrecidos, informó su organizador, Adrián Mercado.

"En principio, lo único que nos estaría quedando por vender es uno de los dos BMW, el más caro, y la casa de (los padres en el barrio de) Villa Devoto. Por el resto hemos tenido ofertas, resta presentarlo a la jueza, lo haremos en estos días", declaró Mercado este martes a la AFP.

Unos 90 bienes de Maradona habían sido subastados el 19 de diciembre en un remate internacional en línea a cargo del Grupo Adrián Mercado Subastas, pero al quedar vacantes numerosos lotes se decidió extender el plazo para presentación de oferentes hasta el 31 de diciembre.

Aquel día, las ventas sumaron unos 26.000 dólares según cálculos de la AFP que siguió el remate en línea, en tanto quedaron sin oferentes bienes valuados en 1.420.000 dólares, incluida la casa de Villa Devoto, en la ciudad de Buenos Aires, cuya base de remate estaba en 900.000 dólares.

Se trata de una propiedad de 700 m2 cubiertos y 500 m2 de parque que el ’10′ le regaló a sus padres y donde ellos vivieron por más de 30 años.

Tras la prórroga, "hemos tenido propuestas para todo lo que era televisores LCD, gimnasios, cinta de correr, todo eso que había quedado vacante".

Respecto de un departamento de 45 m2  valuado en 65.000 dólares, en la ciudad balnearia de Mar del Plata, 400 km al sur de Buenos Aires, Mercado dio por segura la venta. "Nos faltaría recibir formalmente la oferta, pero seguro se concreta esta semana. Es casi un hecho", dijo.

Entre los bienes más caros, se vendió un BMW del año 2016, cuya base era de 165.000 dólares. 

El otro BMW, de 2017 y valuado en 225.000 dólares, quedó vacante, aunque Mercado se mostró optmista: "Creemos que este auto también lo vamos a colocar probablemente esta semana, por lo tanto solo la casa de Villa Devoto estaría quedando para ver qué pasa", afirmó.

Las ofertas deben ser aprobadas por la jueza Luciana Tedesco, a cargo de la sucesión de Maradona y que había ordenado la subasta en acuerdo con los cinco hijos para pagar gastos y deudas impositivas.