En el primer trimestre de 2022, el candidato a diputado por el PLD en la Circunscripción número Uno depositará expediente ante  el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, el FBI, el Departamento del Tesoro y una corte federal, lo que podría poner en riesgo futuras celebraciones de comicios en ultramar, cuando esas instancias comprueben las evidencias. 

Nueva York.- La categoría de “delito federal” que se le atribuye al presunto desfalco de unos cinco millones de dólares cometido en la “Circunscripción número Uno” del voto del dominicano en el exterior, cometido por funcionarios de las OCLEE´s y OPREE´s, así como el fraude denunciado por el candidato a diputado por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), doctor Yomare Polanco,  podrían impedir que los ciudadanos de República Dominicana residentes en los Estados Unidos ejerzan su derecho al voto en el año 2024. 

Así lo advirtió el doctor Yomare Polanco, quien, junto a uno de sus abogados, el licenciado Miguel Ángel García Rosario, apoderó a la Procuraduría de Persecución a la Corrupción Administrativa (PEPCA), en Santo Domingo, de un expediente contra el ex presidente de la Junta Central Electoral (JCE), doctor Julio César Castaños Guzmán, el ex director del “Voto del Dominicano en el Exterior”, ingeniero Gilberto Cruz Herasme y otros funcionarios de las OCLEE´s y OPREE´s en la circunscripción 1 de Estados Unidos, por el presunto desfalco. 

El doctor Yomare Polanco explicó que el apoderamiento del expediente a la PEPCA está sustentado en evidencias irrefutables en relación a los desfalcos que incluyeron transferencias de fondos del Estado a las cuentas personales de varios funcionarios de la JCE en el exterior y el caos electoral dirigido por el doctor Julio Castaños Guzmán y el ingeniero Gilberto Cruz Herasme. 

“La presentación de este expediente  tiene el propósito de que se haga justicia y se rectifique la conspiración mafiosa que en la parte electoral pisoteó los derechos de los electores dominicanos”, planteó Polanco.  

Adelantó que la entrega de la querella ante la PEPCA, una de las fases de la lucha por la dignidad y que a principios de 2022 apoderaría de otro expediente, con elementos contundentes y probatorios, al Departamento de Justicia de los Estados Unidos, al FBI, al Departamento del Tesoro y una corte federal, lo que podría poner en riesgo futuras celebraciones de comicios en ultramar, cuando esas instancias comprueben las evidencias. 

“No hay credibilidad en el proceso.  Está demostrado que la Junta Central Electoral no ha tenido las herramientas ni el personal moral ni intelectualmente calificado para organizar unas elecciones dignas al nivel del territorio norteamericano”, afirmó el doctor Yomare Polanco en un documento de prensa puesto a circular este lunes.   

Remarcó que la Junta Central Electoral ha utilizado a “crimínales organizados” para, supuestamente, honrar la comunidad dominicana en el exterior.   

“Pero por el contrario lo que han hecho es abusar del privilegio que le ha otorgado el gobierno de los Estados Unidos de América de celebrar las elecciones dominicanas en su territorio”, agregó.    

Aseguró que la Junta Central Electoral lo único que ha sabido es burlarse de las autoridades norteamericanas, de las leyes estadounidenses, criminalizando a ciudadanos americanos en territorio estadounidense, “haciendo todo esto en nombre de la Constitución de la República Dominicana y de nuestra democracia”.   

“Han venido a los Estados Unidos a malversar y robarse los fondos destinados para la organización de las elecciones, a lavar dinero, a evadir impuestos, a obstruir la justicia, a robar, a formar asociación de malhechores, colisión de funcionarios, abusar del poder, a motivar a empresarios locales a delinquir, a cometer acciones fraudulentas, a imponer candidatos y deshonrar la voluntad de la mayoría abortándole el derecho de los dominicanos de la diáspora de elegir y ser elegido”, aseguró el doctor Yomare Polanco. 

Aseguró que si no se respeta ni se honra la voluntad popular de las mayorías en las urnas y si el principal objetivo de la Junta Central Electoral es enriquecerse depredando los fondos públicos, las elecciones no servirían ni serían buenas para nada.