Por: Simeón Alcantara


Santo Domingo.- La destacada periodista de Santo Domingo Oeste, Andrea Ramírez, celebró este sábado su fiesta de cumpleaños, rodeada de sus familiares y seres queridos.

La actividad que inició con una oración al todo poderoso se realizó en "La Piedra Ranch & Village", ubicada en la comunidad de Mama Tingó, y fue dirigida por los comunicadores Vicente Mendez y Sorangel Moya.

Durante sus palabras centrales, la festejada expresó su felicidad y agradeció a los que se dieron cita al remoto lugar y a los que hicieron posible que este evento se llevara a cabo de manera exitosa.

"Hoy me siento muy feliz de verlos celebrando mi fiesta cumpleaños. Gracias a todos por venir, sean bienvenidos y sepan que aquí vinimos a gozar. Disfruten el lugar y que hemos preparado para ustedes", sostuvo la directora de EnterateYaSDO.

Al encuentro se dieron cita reconocidos comunicadores, políticos de alto nivel y diversas personalidades que profesan mucho estima a Andrea Ramírez, tanto en Santo Domingo Oeste como fuera del municipio.

En su momento mucho de ellos tomaron la palabra para expresar lo que significa Ramírez en lo personal y profesional. Otros aprovecharon para hacer divertidas anécdotas de momentos vividos con la cumpleañera.

Estuvo presente el director de INAVI, Félix Grullón; el cónsul de Panamá, Robert Polanco; el regidor, Vinicio Aquino; el secretario general del Ayuntamiento Santo Domingo Oeste, Juan Castillo; el director de asuntos comunitarios del ASDO, Amaurys Sánchez.

Además, la presidenta de la Federación de Mujeres Las Golondrinas, Juana Pichardo y el director ejecutivo de ASOCLUBNUAM, Pablo Valdez, la presidenta de la agencia de viaje Sopla Tours, Marianela Pérez, entre otras personalidades.

Los presentes pudieron disfrutar de un exquisito buffet con diferentes alimentos, de buena música, de una piscina privada, snacks, karaoke, una hermoso paisaje natural, y al finalizar la tarde, de una rica parrillada con carnes muy variadas.

Faltó tiempo para disfrutar de las diversas actividades preparadas para el disfrute de los invitados, pero al finalizar el evento todos coincidieron en que fue una fiesta de cumpleaños única y sin desperdicios.