¡Ya basta de corrupción!

República Dominicana ha dejado muy claro que entró en un nuevo ciclo político en donde somos más los que queremos que acabe la corrupción. En cada lugar, en cada actividad, oficio y profesión, en cada espacio de la vida, la Patria nos confirma que hay más gente buena y de bien que sueña con salir adelante en un país decente, sin corrupción, sin privilegios y al servicio de la gente. La fuerza social transformadora, que nos empuja, que nos alienta, el impulso de la Marcha Verde que lucha sin descanso para poner fin a la impunidad y la corrupción, el espíritu de los que lucharon antes que nosotros, todos los ímpetus del cambio, son el alimento que nos mantiene activos y nos da vigor para hacer la diferencia. Por esa razón, iniciamos un nuevo ciclo polític o, combatiendo la corrupción, con mayor participación e inclusión. Eso nos impulsó a recuperar lo robado, para lo que creamos la Ley de Extinción de Dominio, hoy vigente. Como dice el Papa Francisco, “son siempre los pobres quienes pagan el precio de la De toda corrupción: la de los políticos y de los empresarios”, corrupción. la de todos aquellos que se alejan del buen camino y buscan el poder por el poder, ganar sobre el otro, aplastar, ganar a cualquier precio. Y como decimos acá, de esto ¡YA E´TAMO´ J ARTOS! La corrupción le roba el alma a la democracia y al desarrollo, por eso estamos llamados a combatirla, con toda nuestra energía, sin descanso, sin condiciones. Prevenir la corrupción, es luchar por hacer patria y garantizar un mejor futuro, con de oportunidades para todas y todos. igualdad Esa es la lucha que nos representa y a la que representamos, la lucha de la Marcha Verde, la lucha que inició una transición que hay que continuar y concluir. Luchar contra la corrupción, no solo es vigil ar y castigar. También es transformar, prevenir, sumar, transparentar, limpiar, mejorar, construir un país decente, con mayor desarrollo y más oportunidades para todas y todos. Lucho contra la corrupción y los invito a luchar juntos, porque la transparencia.el bienestar; y el bienestar de tu familia es mi trabajo.