Resaltó su labor de mediación a favor de la democracia dominicana, evitando situaciones de crisis y violencia.

Santiago. – El presidente Luis Abinader acudió este lunes a la Honras Fúnebres de Monseñor Agripino Núñez Collado, tras su fallecimiento el pasado sábado 22 de enero.

A su llegada al auditorio de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) de esta ciudad, el mandatario expresó sus condolencias a los familiares y se hizo acompañar de la primera dama, Raquel Arbaje, y el presidente del Senado y senador por Santiago, Eduardo Estrella.

A título personal, Abinader resaltó la cercanía entre su familia y Núñez Collado, quien vivía próximo a la casa de sus abuelos maternos y ofició la misa de casamiento de sus padres.

Posteriormente destacó su contribución al país evitando situaciones de crisis y violencia, buscando siempre el consenso entre todos los sectores sociales.

“Quizás sus grandes aportes no se ven, porque fue lo que él evitó, con el consenso, con la búsqueda de la paz, evitó muchas situaciones de violencia, muchos problemas de la democracia que pudieron convertirse en acciones que en nada convenían al país”, indicó el jefe de Estado.

También destacó sus aportes en el ámbito académico al frente de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, así como a la sociedad, en términos de investigaciones y estudios.

Del mismo modo, el rector de esta universidad, Presbítero Doctor Secilio Espinal Espinal, lo tildó de referente de diálogo, concertación, consenso y búsqueda de las mejores causas para el país.

“Podríamos decir sin lugar a equivocarnos, que fue artífice e instaurador de una cultura de paz y de consenso, y que las soluciones a los problemas y desacuerdos se pueden lograr a través del diálogo y la escucha, respetando a la persona y sus diferencias hasta lograr los acuerdos para el bien de todos”, indicó Secilio Espinal.

Continuó sus palabras manifestando el compromiso y legado de servicio incansable, de búsqueda de soluciones, trabajo y entrega por las mejores causas para alcanzar el desarrollo sostenible del país y además, mantener la excelencia de la institución de Educación Superior que fundó.

Tras la colocación de las primeras exequias, el mandatario se colocó junto al féretro para la Guardia de Honor, en la que también participaron el rector Espinal Espinal, el vicerrector académico, Doctor David Álvarez y el empresario Manuel Estrella.

Al acto litúrgico asistieron decenas de personas, entre ellos vicerrectores, decanos, docentes y autoridades administrativas de esta casa de Altos Estudios.

El Presidente manifestó también su pésame el pasado sábado a través de su cuenta de Twitter.

“Lamento mucho el fallecimiento de Monseñor Agripino Núñez Collado. Fundó la PUCMM y siempre trabajó por la búsqueda del consenso y la paz entre los diversos sectores sociales. Paz a su alma y mi más sentido pésame a sus familiares”, indica el mensaje.

Así mismo, el Poder Ejecutivo emitió el decreto 28-22 que declara este lunes 24 de enero, día de duelo oficial por la muerte de Núñez Collado y se le reconoce como un destacado ciudadano que, entre otras distinciones, tuvo participación activa en asuntos sociopolíticos del país, siendo además mediador y promotor de la responsabilidad social.