El presidente Luis Abinader y el presidente del Comité Organizador de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Santo Domingo 2026, José P. Monegro, sostuvieron una reunión de trabajo en el que se delinearon las estrategias que se ejecutarán para los siete deportes de los que el país será subsede en 2023 correspondientes a los juegos de San Salvador.

A la reunión asistieron los ministros de la Presidencia, Joel Santos, quien fue encomendado de darle seguimiento al apoyo institucional que deben dar todas las instituciones del gobierno; el de deportes, Francisco Camacho; el de obras Públicas, Deligne Asención; el administrador de la Fiduciaria Banreservas, Andres Vanderhorts, y el abogado Fernando Langa, miembro del Comité Organizador.

El presidente del Comité Organizador explicó que con relación a Santo Domingo 2026 se está trabajando conforme al plan concebido desde el inicio y que con relación a los siete deportes de la subsede de San Salvador 2023 se han empezado a adoptar medidas para adecuar las instalaciones.

Informó que ya el Ministerio de Obras Públicas está rehabilitando los accesos a la sede de Canotaje y de las instalaciones de Ecuestre, mientras que el Ministerio de Deportes trabaja en la adecuación de las otras instalaciones deportivas.

En 2023 Santo Domingo acogerá las competencias de siete deportes que servirán como una especie de plan piloto con miras a Santo Domingo 2026.

“Ahora estamos diseñando la ruta crítica para montar los siete deportes de la subsede Santo Domingo de los XXIV Juegos de San Salvador y el presidente ha dado las instrucciones necesarias para que todas las entidades del Gobierno se sumen a este compromiso de Nación”, manifestó Monegro.

En la reunión encabezada por el presidente Abinader en el Palacio Nacional se pasó revista a lo necesario para el montaje de la subsede, especialmente en lo relativo a instalaciones deportivas, equipamiento, logística y transparencia.