El 2022 finalizó con una buena noticia en el sector económico del país, ya que las Reservas Internacionales Netas (RIN) alcanzaron la cifra de US$14,436.50 millones, el nivel más alto registrado para un cierre de año en la historia económica de la República Dominicana.

El Banco Central, al ofrecer la información, destacó que las reservas internacionales superan las métricas sugeridas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), con más de un 12.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), y casi seis meses de importaciones.

“Este fortalecimiento de las reservas es un reflejo del notable dinamismo de los sectores generadores de divisas, el robusto clima macroeconómico y el importante rol de las políticas monetarias y cambiarias implementadas por el Banco Central, así como el manejo oportuno de deuda por parte del Ministerio de Hacienda”, resalta la información.

De acuerdo al Banco Central de la República Dominicana, el sector turístico tuvo buen desempeño, cuyos ingresos están por el orden de los US$8,670.7 millones al cierre del año 2022.

Otro sector productivo con destacado desempeño fueron las exportaciones nacionales y de zonas francas, de las cuales se espera alcancen una cifra récord de US$14,200.00 millones.

La entidad bancaria asegura que las remesas familiares representarían ingresos de divisas al país por aproximadamente US$10,000.00 millones.

Señala que la Inversión Extranjera Directa continuaría mostrando un comportamiento favorable y se estima que se sitúen en torno a US$4,000.00 millones que, acompañados de otros ingresos por servicios por alrededor de US$3,000.00 millones, permitirán que el país registre ingresos de divisas de aproximadamente US$39,300.00 millones en 2022.

Por otro lado, la implementación oportuna por el BCRD del plan de restricción monetaria para mitigar las presiones inflacionarias ha contribuido a que se mantenga un diferencial favorable respecto a las tasas de interés locales de nuestros principales socios comerciales, contribuyendo a mayores flujos de capitales e incentivando el ahorro en moneda nacional.

En ese orden, se registró un mayor volumen de operaciones con inversionistas extranjeros por un monto superior a los US$500.00 millones, que tomaron ventaja de los atractivos diferenciales de tasas de interés y de la fortaleza de los fundamentos macroeconómicos de la República Dominicana.

Estos importantes flujos de divisas contribuyeron a que el peso dominicano se apreciara en 2.0 por ciento durante el año 2022, e hicieron evidente la existencia de incentivos por instrumentos denominados en pesos dominicanos.

Los niveles actuales de Reservas Internacionales permitirán al Banco Central continuar contribuyendo con la estabilidad cambiaria que ha caracterizado a la economía dominicana en los últimos años, y a enfrentar cualquier choque externo que pudiera afectar el mercado de divisas doméstico, a fin de evitar presiones exacerbadas sobre el tipo de cambio y de propiciar un clima de certidumbre en los agentes económicos locales, inversionistas extranjeros y  el público en general.

El Banco Central reitera su compromiso de actuar de manera firme y oportuna para garantizar la estabilidad de precios y del mercado cambiario.