El presidente del partido Alianza País estableció que “frente a la propuesta hecha por el presidente Luis Abinader de reformar la constitución, como otras veces, la mayoría del debate se ha centrado en qué modificar de la Constitución obviando lo esencial que es el cómo, esto es, porqué vía es que debe hacerse.”

Guillermo Moreno apuntó que “la vía para modificar la constitución no puede ser volver de nuevo a la asamblea revisora integrada por senadores y diputados que representan una mayoría electoral coyuntural sino la constituyente electa por voto popular, por ser ésta, la única vía legítima para la renovación del pacto político y social fundamental del país.”

Guillermo Moreno señaló que “una de las causas por la que es tan frecuente volver a modificar las constituciones surgidas de asambleas revisoras es precisamente porque reflejan una mayoría política coyuntural obtenida en un momento electoral fugaz que le posibilitó a un determinado partido tener mayor número de senadores y diputados y, en esa misma medida, dan lugar a constituciones inorgánicas, en el sentido de que no representan un pacto social real entre las clases, sectores sociales y fuerzas políticas que interactúan en la sociedad.”

Guillermo Moreno declaró que, “si verdaderamente hay interés en hacer una reforma constitucional seria, que salde cuenta con las constituciones trujillista, balaguerista y peledeísta, para dar lugar a un Nuevo Orden Democrático, la única forma de alcanzarlo es mediante una Asamblea Constituyente electa por voto popular, porque esta es la que permite que se puedan expresar la diversidad de sectores sociales, políticos, económicos, ambientales y culturales que mucho tienen que aportar a una nueva constitución”.

En ese sentido, el presidente de Alianza País precisó que, “conforme lo expuesto, en este momento, la convocatoria de la asamblea nacional revisora debe limitarse exclusivamente a reformar el artículo 270 para introducir la Asamblea Nacional Constituyente electa por voto popular. Además, es importante puntualizar que la consagración de la Asamblea constituyente es la forma más segura de blindar la Constitución, pues le pondría fin para siempre a la práctica reiterada de que cada gobernante o partido que obtiene una mayoría congresual coyuntural impulse modificar a su capricho la Constitución”.