Guzmán resalta su compromiso de elevar la calidad del servicio del Inposdom, apegado a las leyes vigentes y a la transparencia.

Santo Domingo, viernes 05 de agosto de 2022.- El nuevo Director General del Instituto Postal Dominicano (Inposdom), fue posicionado en la mañana de este viernes en su posición por parte del ministro de Obras Públicas y Comunicaciones así como presidente de la Junta de Directores del Inposdom, Deligne Ascensión Burgos, en cumplimiento del decreto 414-22, emitido por el presidente Luis Abinader.

El acto de juramentación se realizó en el salón de conferencias Don Henrique de Marchena del INPOSDOM, ante la presencia de miembros de la Junta de Directores, colaboradores de la institución e invitados especiales.

“Agradezco inmensamente a Dios y luego al Sr. presidente Luis Abinader por depositar en mí, la confianza para llevar las riendas de tan importante entidad. Nos enfocaremos en el trabajo con la ética, transparencia y responsabilidad necesaria para que como funcionario, nuestro país pueda avanzar”, dijo Guzmán.

Asimismo, Erick Guzmán aseguro que trabajará en equipo para que los objetivos del Instinto Postal Dominicano y los planteados por el presidente, puedan ejecutarse en su totalidad.

Guzmán quien hasta el pasado miércoles se desempeñaba como subdirector de Autoridad Portuaria Dominicana y hasta este momento funge como presidente de la juventud del municipio de Santo Domingo Este, asume grandes retos profesionales que desde ya está en disposición de asumir.

El Instituto Postal Dominicano es el organismo autónomo que regula el funcionamiento del servicio postal en el territorio nacional y cuya misión es normar y organizarlo; el INPOSDOM desempeña un papel económico y cultural importante, con el fin de lograr la óptima transferencia de las comunicaciones postales y afines con profesionalidad, calidad total y dirigida a la satisfacción del cliente como meta principal.

Según el artículo 7 de la Ley 307-85 que crea el Inposdom, Erick Guzmán, como Director General, será el responsable de, entre otras cosas, velar por la eficiencia, calidad y mejoramiento permanente de los servicios postales dominicanos, así como de dar cumplimiento a las resoluciones emanadas de la Junta de Directores del Instituto Postal Dominicano, así como a las disposiciones de la ley 307-85 y de sus reglamentos.